Servicios

Cuando hablamos de pérdida de aceite por la caja de cambios, nos estamos refiriendo a la valvulina –un aceite con mayor SAE- que la protege. La valvulina es el fluido encargado de mantener lubricada y operativa nuestra caja de cambios, y un rezume constante podrá tener más consecuencias negativas de lo que parece.

la caja de cambios es un componente imprescindible de la transmisión, y esta pérdida de lubricante es revisada en la revisión técnica de nuestro auto y reflejada como defecto leve si no llega a gotear o grave si lo hace, ya que si nos quedamos sin valvulina en el cárter, las coronas de los cambios acabarán deteriorándose, y reemplazar la caja de cambios no es un proceso fácil ni barato. Pero es que además, el continuo goteo va engrasando el disco de embrague lo que provocará que éste patine y tenga también que ser sustituido.

Es por tanto, una de las averías más temidas por los usuarios y su aparición es más común de lo que se piensa.

Los rozamientos de las piezas y engranajes móviles de nuestro motor deben estar bien lubricados con el fin de reducir su desgaste y para ello es necesario que el aceite esté libre de partículas extrañas que puedan desgastar las piezas. Las propiedades lubricantes no se pierden en este proceso, sin embargo tanto el aceite como los residuos de la combustión son contaminados por estas impurezas, malogrando la capacidad anticorrosiva y variando su nivel de viscosidad.

Aquí es donde el filtro de aceite del motor entra en acción, reteniendo esas partículas e impidiendo que vuelvan al depósito de la bomba de aceite para recorrer nuevamente el circuito de lubricación.

El depósito de combustible o tanque de combustible es un contenedor seguro para líquidos flamables, que forma parte del sistema del motor, y en el cual se almacena el combustible, que es propulsado para que el avión avance. (mediante la bomba de combustible) o liberado (como gas a presión) en un motor.

Los depósitos de combustible varían considerablemente de tamaño y complejidad, desde un diminuto depósito de butano para un mechero hasta el depósito externo de combustible criogénico multicámara de un transbordador espacial.

¿Cómo afecta la suciedad al motor de un coche? Si el motor está sucio de polvo, en un principio, no afectará en nada al funcionamiento. Pero más adelante puede crear un capa sólida de polvo en el radiador y esto ocasionaría la pérdida de la refrigeración, que haría aumentar su temperatura. Si se acumula suciedad en el condensador de aire acondicionado, podría provocar la pérdida de cantidad de aire frío.

Si la suciedad es en forma de aceite debido a pérdidas, con el tiempo se acumularán ya que se mezcla con polvo, barro o tierra ocasionando averías no deseadas, sobre todo las partes del motor que sean de goma, caucho y plásticos. Para mantener el motor limpio siempre es aconsejable una mecánica de prevención, ya que de una pequeña pérdida, a corto plazo llega a ser una pérdida de aceite grande con el peligro de como consecuencia provocar que nuestro vehículo terminara en el desguace.

Un pulverizador, aerosol, sprayatomizador o vaporizador es un recipiente donde se almacena un líquido, que tiene un dispositivo en la parte superior que permite expulsar ese líquido en forma vaporizada (reducido a gotas muy finas). El mecanismo de expulsión puede ser activado manualmente o mediante un gas.

Uno de los usos se puede observar en la maquinaria de motores de vehículos, en donde se pulverizan las partes principales, siempre con precaución de no mojar las partes eléctricas. En el caso del vehículo, el pulverizado se realiza con pistolas a presión muy potentes.

 El lavado de un coche es un proceso muy importante ya que el cuidado y limpieza del coche es su carta de presentación. Para mantener el vehículo limpio hay que dedicarle tiempo y eso es algo que muchas veces no tenemos y que hace que recurramos a técnicas de lavado rápidas, como las máquinas de lavado, pero que a la larga pueden pasar factura a nuestro coche.

La base de una buena conservación de la pintura consiste en un lavado a mano del coche y posterior secado adecuados, con jabones neutros que respeten la pintura, ceras, plásticos, gomas… y utilizar toallas de microfibra de alta absorción para no dejar residuos en el secado.

 Lavado de Salón consiste en una limpieza integral de todo el interior del vehículo, moquetas, tablero y puertas.

En el mercado hay docenas de productos que aseguran ser los mejores para limpiar los asientos del automóvil. Muchos de ellos son específicos para ciertos tipos de manchas. Puedes encontrarlos en los estantes de las gasolineras, tiendas especializadas en la reparación de vehículos y hasta en la sección del automóvil de cualquier gran superficie.

En Oleocentro Pérez trataremos la tapicería de tu vehículo con el mayor esmero y cuidado para que estés satisfecho con nuestro servicio.

 Son muchos los que se preguntan si al finalizar el lavado del coche es necesario darle cera. Los expertos apuntan a que si buscamos un buen acabado final en el lavado, sí sería aconsejable. Sobre todo en la parte frontal, techo y portón trasero, ya que son las partes que más sufren por la climatología, los insectos y excrementos de las aves.

En definitiva, la cera sirve para proteger una vez lavado y secado el vehículo. Tambien podemos pulirlo para que la carrocería siga manteniendo su brillo como el primer día.